lunes, 24 de octubre de 2011

Daños provocados al césped por el grillo topo


Grillo Topo dentro del Túnel

Los daños más serios causados por los grillos topos son en el césped, donde virtualmente pueden destruir el sistema radicular.
Debido a la importante pérdida de masa radicular, se observa un decaimiento y pérdida del césped.
En esas zonas se pueden observar pequeños montículos de tierra de una altura de 3 a 5 cm que son acumulaciones de suelo a la entrada de los túneles que ellos cavan.
Además se alimentan de una alta variedad de raíces de plantas, tubérculos, y tallos subterráneos y han causado severos daños en siembras de tabaco, ornamentales, caña de azúcar, tomates, y otros vegetales. Las raíces pueden ser comidas en cualquier momento, y en las noches cálidas frecuentemente abandonan sus cuevas para alimentarse sobre la superficie.

Los grillos topos pertenecen a la misma familia de los grillos comunes, Grillotalpidae.
Las dos especies más perjudiciales son: El grillo topo del sur (Scapteriscus vicinus), y el grillo topo gris (Scapteriscus acletus).
Son especies que pasan el mayor tiempo de sus vidas debajo del suelo, por lo tanto son muy difíciles de visualizar e identificar. En consecuencia su control también se torna muy dificultoso.
Estos insectos producen túneles en el suelo, y perforan los primeros 20 cm de profundidad. Se ha determinado, también que puede profundizar hasta los 70 cm en ciertas circunstancias.
Estos túneles son imposibles de penetrar con insecticidas y se debe esperar a que se produzca actividad en la superficie para que los insectos tomen contacto con el producto.
La especie más agresiva y voraz es el grillo topo gris. Se alimenta de las raíces de los vegetales, y en condiciones de noches cálidas, sale al exterior llegando a devorar brotes y hojas tiernas.
El grillo topo del sur es más bien depredador, se alimenta de otros insectos y de materia orgánica. Pero su daño está en la cantidad de túneles que efectúa a su paso.

Son grillos grandes miden de 32 a 39 mm de longitud. Colocan huevos en cámaras que están a una profundidad de15 cm debajo del suelo, y lo más importante es que una hembra puede excavar de 3 a 5 cámaras, y colocar aproximadamente 35 huevos en cada una. Esto resulta en una postura de 100 a 175 huevos por hembra y por año.
Esta oviposición ocurre entre septiembre y noviembre, dependiendo de varios factores (humedad y temperatura principalmente).
Ciclo evolutivo del Grillo Topo
Veinte días después nacen las pequeñas ninfas, que comienzan a alimentarse muy activamente. La ninfa es como el adulto, más chiquito y sin alas, y en total existen entre 6 y 7 estadios ninfales que son los de mayor ataque y daño, provocando y ocupando grandes y largos sistemas de túneles en el suelo antes de llegar a las formas adultas.
Las ninfas son saltarinas, pero los adultos no.
El primer par de patas los tiene modificados lo cual les permiten ser grandes excavadores en la tierra. Los adultos son alados y tienen una gran capacidad de vuelo.
Cuando las ninfas son medianamente maduras alcanzando un tamaño de 2.0 a 2.5 cm, éstas pueden escavar túneles más profundos en el suelo lo que sumado a las condiciones del verano con altas temperaturas y baja humedad del suelo, puede hacer que las ninfas lleguen 70 centímetros dentro del suelo. Luego del riego o lluvia los grillos topos retornaran a la superficie a alimentarse, pero cuando el suelo se seque y suba la temperatura se moverán rápidamente a sus túneles.

La mayoría de los grillos topo se reúnen para aparearse cuando la población ha alcanzado la madurez y se presentan condiciones de suelo húmedo, lo cual ocurre usualmente hacia la mitad de la primavera. Con el fin de reunirse para el apareamiento, el macho construye lo que se denomina una “cámara de llamado” en la superficie del suelo.
Los machos empujan el suelo formando una estructura con forma de concha, la cual ayuda a dirigir y amplificar su canto. Al atardecer, y por algunas horas luego de la puesta del sol, los machos de distintas especies producen cantos distintivos que atraen a las hembras. Otros machos también pueden llegar al área donde el primer macho se instaló con su “cámara de llamado”. Estas usualmente son áreas con suelo húmedo y abundantes fuentes de alimento (raíces de plantas y/o otros insectos).Esto aparentemente aumenta la probabilidad de que el macho sea visitado por hembras. El resultado final; es que algunas áreas tengan un alto número de machos y hembras al inicio de la temporada. Estos sitios pueden ser identificados por la presencia abundantes montículos de suelo que han sido construidos por los machos y evidencian que la superficie fue removida, en donde los adultos volaron llegaron y cavaron en la superficie. 
Estos lugares son también en donde la mayoría de los huevos son depositados.